De paseo por las innovadoras góndolas británicas

Las góndolas británicas son verdaderas galerías del mejor diseño de packaging mundial. El consumidor inglés tiene alto poder adquisitivo y está muy bien informado, acostumbrado a encontrar una oferta muy diversificada en cuanto a variedad, calidad, precio y origen.

Los británicos valoran los productos por su innovación y propuesta, y eligen marcas que los ayuden a definir su estilo individual, proyectando actitud y evocando sensaciones particulares.

KEEP IT SIMPLE

En el competitivo mercado británico, con consumidores cada día más sofisticados, los diseños de packaging complejos y confusos, que tratan de comunicar demasiado, se arriesgan a ser ignorados en las góndolas.

La estrategia pasa por un acercamiento enfocado en el consumidor y centrado en la marca. La clave es diseñar packaging que actuen como íconos, ofreciendo un claro e instantáneo reconocimiento en el anaquel.

La imagen de las góndolas británicas sigue el dogma “Keep it simple” (mantenlo simple), con diseños de packaging de estética austera e impactante.

Un lenguaje visual y tridimensional ha bañado todas las categorías del consumo masivo, abarcando desde el vino, bebidas alcohólicas, alimentos, delicatessen, cosméticos, productos frescos, llegando hasta los productos de limpieza.

Tanto las primeras marcas, como las muy influentes marcas propias de las cadenas británicas, manejan este idioma a la perfección. Seducen desde una nueva perspectiva donde el foco pasa por centrarse en facilitar la percepción del discurso de la marca por parte del consumidor.

En el caso de las categorías de productos premium, las marcas buscan seducir a los consumidores invitándolos a que se den una gratificación personal. Los packaging ganadores en estas categorías comunican su alta calidad y su promesa de producto superior siguiendo la regla “keep it simple”, sin sacrificar destaque en góndola con sus diseños más sofisticados.

Ha llegado la hora de un diseño de packaging más racional, limpio, claro y honesto, que retorna al corazón de la marca y se enfoca en comunicar sólo lo necesario.

La innovación tridimensional que propone el diseño estructural es actualmente una de las mayores herramientas para crear diferenciación. Nuevas marcas, y también aquellas con tradición en el mercado, están apostando al diseño tridimensional del envase para ganar consumidores, dotando de mayor personalidad a sus productos.

El mercado británico, tan competitivo, obliga a que las soluciones de diseño sean el resultado de una combinación precisa de la intuición, metodología y experiencia de las agencias de diseño.

*Hernán Braberman es Socio y Director de Diseño de Tridimage, agencia hispanoamericana de diseño especializada en identidad 3D de packaging, orientada a la creación de marcas, etiquetas y envases para los mercados de bebidas,  alimentos y cuidado personal y del hogar a nivel mundial.

0.Comments

    Leave a Comment