La revolución de las cervezas artesanales


Las cervezas artesanales están optando por diseños de packaging innovadores, enfocándose más en comunicar calidad artesanal que en denotar tradición Europea.

El diseño de etiquetas de cerveza estaba estrechamente relacionado al estilo gráfico europeo, casi medieval, utilizando tipografías góticas, medallas, escudos heráldicos y recursos estéticos que remiten a la tradición centenaria del viejo continente. Todos estos elementos parecían prácticamente ineludibles a la hora de diseñar una etiqueta de cerveza.

Todo cambia 

Sin embargo, nada es para siempre. El mercado de las cervezas crece a un ritmo vertiginoso y constante, por lo tanto se buscan maneras novedosas de conectarse emocionalmente con los nuevos consumidores. En los últimos años muchas marcas se han dado el lujo de evitar el camino más transitado y enfocarse en acentuar el valor artesanal de la bebida alcohólica más famosa y consumida del mundo.


El nuevo consumidor de cervezas es más exigente y conocedor, por lo tanto está más abierto a probar y experimentar. Esto permitió el crecimiento de la categoría de cervezas artesanales (craft beers) a través de variedades y versiones saborizadas. Lo que antes era un mercado reducido donde sólo participaban pequeños productores regionales, cobró importancia para transformarse en una categoría de productos masivos.

Soy original, por eso auténtico

Otro punto a destacar es la revaloración de la elaboración artesanal de los alimentos y bebidas en general, donde se puede apreciar una preferencia por lo natural-auténtico versus lo industrial-artificial. Un producto artesanal implica un cuidado especial, un seguimiento personal y dedicado. Esto supone también un diseño de etiqueta hecho a medida, distintivo, único e irrepetible. Esta tendencia busca complicidad y empatía con el consumidor joven que está abierto a nuevas y atractivas propuestas.

Para comunicar este nuevo concepto, las cervezas artesanales comenzaron a utilizar recursos expresivos que tomaron prestado del mundo del diseño de packaging de vinos. Una de las características distintivas es el formato de las etiquetas. Se abandonó el clásico troquel en forma de óvalo por etiquetas de cortes rectos. A esto se le sumó el uso de papeles mate y texturados, una paleta cromática desaturada que ayuda a crear una atmósfera cálida y, muchas veces, intencionalmente nostálgica.

Brand Stories

En esta categoría tan particular se permite contar historias de marca de manera más calma y relajada. Pueden estar relacionadas con un lugar de procedencia, la trayectoria de una familia, de un personaje singular o basarse en algo que sea simplemente sorprendente.

Con el crecimiento de marcas emergentes de cerveza artesanal, apoyadas en esta estrategia creativa, se ha creado una nueva categoría que invita a los consumidores a experimentar nuevas sensaciones. ¡Viva la revolución!

*Guillermo Dufranc es Coordinador del Área Diseño Gráfico de Tridimage.

4.Comments

  1. Guillermo,

    Buen artículo, debo agregar que hay un detalle del cual no estoy muy de acuerdo, si bien es cierto que la tendencia es a preferir lo natural-auténtico versus lo industrial-artificial, también es cierto que la inocuidad de los productos es algo que el cliente demanda, entonces ¿cómo se puede ser natural casi artesanal vs industrial?, ¿es sólo cuestión de imagen?, aquí hay algo que revisar porque si bien el público prefiere productos con ingredientes “naturales” bajo la receta “del abuelo” exige que sea realizado en barricas de “acero inoxidable alemán” con la mayor tecnología, por decirlo de algún modo. Este doble discurso debe encontrar su equilibrio y expresión en la comunicación, así que cuidado con sobreprometer y generar espectactivas. Un fuerte saludo para ti, Hernán y resto del equipo.

    • November 4, 2013

      Marcelo, muy acertados tus comentarios. Un abrazo y gracias por colaborar con Packnews!!

  2. November 5, 2013 / Reply

    Guillermo,
    Muy buena nota. Es cierto que a la vez de comunicar el hecho de ser artesanal, debe dar confianza por cuestiones de salubridad. En realidad lo que se debe o quiere comunicar es el diferencial con una cerveza industrial, que es el hecho de ser cerveza genuina, que no tiene agregados y en lo posible respeta la ley de pureza alemana (consiste en sólo usar los cuatro ingredientes fundamentales, y en lo posible realizar prácticas como krausening o spiezegabe, mal escrito seguro, perdón). En mi caso, me tocó diseñar la etiqueta para la botella de mi propio emprendimiento de elaboración de cerveza artesanal, hace algunos años, en el 2004. La premisa, tenía que ver con el maltrato de los clientes / bares, por lo que no se podía hacer una etiqueta muy artesanal, porque se rompía, despegaba, etc. Para darle un toque distintivo, le diseñé un “precinto” para la tapa, que además, junto a la etiqueta frontal, debía ser fácil de cortar y compartir cortes, dado que lo hacía yo a mano! ja! El material era autoadhesivo ilustracion brillante, en formato super A3, y esto nos permitía invertir poco dinero, y no tener que recurrir a las cantidades de una imprenta. Paso un link para que lo vean. Me gustó mucho leer una nota, tocando el tema de las cervezas artesanales o genuinas.

    http://www.coroflot.com/jpcro/Dise%C3%B1o-Gr%C3%A1fico

    Saludos,
    d.i. Juan P. Crovari

    • November 5, 2013

      Juan Pablo, gracias por tus opiniones y por compartir tu experiencia personal!!

Leave a Comment