Clasificando a la innovación en packaging

La innovación incluye una mejora, pero la mejora no necesariamente es una innovación disruptiva. Una mejora es un proceso incremental, es decir la que cambia algo ya existente. Por ello podemos decir que existen distintos grados de innovación.

Los diferentes grados de innovación son:

Innovación incremental: Es aquella que abarca pequeños cambios dirigidos a aumentar la funcionalidad y prestación del producto, sin modificar sustancialmente la tecnología aplicada.

Innovación radical: Es aquella que supone una ruptura con lo anteriormente establecido, es decir una que da lugar a nuevos productos, diseños, tecnologías, y que no son resultado de una evolución natural de los ya existentes.

00

“Para demostrar la resistencia al agua de este reloj, el envase transparente capaz de retener líquido y mostrar su contenido es una implementación innovadora. Aunque el envase no es en sí mismo una novedad, sí lo es su aplicación.”

Además del grado, la innovación se puede clasificar según su naturaleza:

Innovación conceptual: Es la evolución o incorporación de nuevos valores en el producto pero que no implican  cambios tecnológicos. Estas son las más fáciles y rápidas de implementar.

Innovación promocional: Variación de cualquiera de las variables del marketing que influyen en el lanzamiento de un nuevo producto o servicio. Son las que requieren mayor frecuencia de renovación.

Innovación tecnológica: Es aquella en donde la propia tecnología sirve como medio para introducir un cambio, mediante la aplicación industrial. Necesita más tiempo de desarrollo e inversión para concretarse, pero crea mayor impacto.

También podemos clasificar a la innovación dependiendo de su aplicación:

Innovación de producto o envase: Nuevo producto, o uno mejorado respecto de sus características básicas.

Innovación en proceso: Redefinición de los procesos productivos, o de la aplicación de una tecnología de producción mejorada que aumenta el valor del producto final.

00

“Vender sopa en una taza apta para microondas es una innovación incremental promocional, ya que aporta funcionalidad y el atractivo de conservar y coleccionar el envase. El producto y el material del envase no son innovadores en sí mismos, pero sí es innovadora la manera en la que se combinan.”

Innovación disruptiva

El concepto de “innovación disruptiva” significa un cambio grande que, al principio, es adoptado por un público minoritario, y rápidamente se convierte en una realidad que cambia la demanda del mercado.

La innovación disruptiva se da cuando cambian los paradigmas con nuevos productos o modelos de negocio que superan a todo lo conocido.

Por eso cuando suceden este tipo de hechos, las compañías que no se anticipan a los cambios o se adaptan quedan fuera de posición, y de competencia.

Las empresas consiguen ventajas competitivas mediante innovaciones, pero la novedad puede surgir de la combinación de una forma de conocimiento y de tecnologías ya existentes. También la novedad puede darse ya sea por aumentar la eficiencia, la comodidad, o los costos del producto.

La innovación consiste en tomar todo lo ya existente y reinventarlo, organizarlo o cambiarlo agregándole algo nuevo. La realidad del mercado y la propia realidad de una compañía define si la innovación es disruptiva.

00

“Una innovación en la comercialización de cerveza son las cervecerías que venden envases reutilizables donde el usuario va al local a rellenarlo, y no vuelve a pagar por el envase. Este concepto combina la conveniencia económica y la ecológica.
Este modelo también es llevado en algunas tiendas donde se venden productos por peso. Sería bueno explorar en si se podría hacer lo mismo pero con productos con marcas.”

Oportunidades para innovar

Las empresas deben invertir muchísimo en el departamento de innovación, y no solamente para “obtener ideas nuevas”. El origen de un gran proyecto de innovación está  justamente en detectar las posibilidades de mejora de un producto.

Como ya mencionamos, la innovación puede ser tecnológica, comercial, referida al producto, al envase o al proceso de fabricación.

Tener una fábrica de ideas interna es una oportunidad para detectar y accionar cambios internos, en el mercado, en la manera en la que los consumidores realizan sus compras, consumen los productos, y hasta en su desecho o disposición.

Siempre volviendo al mismo principio: las ideas son importantes, pero igualmente importante  es la metodología de su implementación.

Lo mejor de las ideas es ponerlas en práctica, con lo cual una buena manera es probar y prototipar los proyectos de innovación de manera rápida y económica, para no invertir demasiado en algo que aún no haya sido validado.

Las ideas nuevas necesitan cumplir con las expectativas de las compañías, sus capacidades y, fundamentalmente, su equipo humano, esta es la fuente de toda la inspiración.

0.Comments

    Leave a Comment