7 estrategias de diseño de packaging a prueba de AdBlockers | parte 1

“Pueden ponerles los nombres que quieran, lo único importante es la emoción que generan al consumidor”. Al final de una conferencia uno de los asistentes resumía con mucha agudeza su opinión acerca de las distintas estrategias de diseño presentadas.

Podemos pasar horas haciendo un análisis conceptual de diseño, pero al packaging lo evaluamos en apenas pocos segundos mientras hacemos las compras. Si el diseño no logra conquistarnos de inmediato, simplemente elegimos a la marca de al lado.

Diseñamos para seducir en pocos segundos.

Cada marca tiene que adueñarse de atributos tangibles e intangibles que le ayuden a diferenciarse de la competencia.

Para eso aplicamos distintas estrategias de diseño basadas en una brand story construida a medida del perfil del consumidor. Porque sólo podemos ser relevantes cuando significamos algo para las personas.

El packaging es el aviso publicitario más eficiente.
No hay AdBlocker que pueda impedir que lo veamos.

Esto lo convierte en el mejor aliado de las empresas que no cuentan con presupuesto para publicidad, y también de las que lo tienen. A continuación les presentamos siete estrategias que ayudan a construir valor y sentido mediante el diseño de packaging.

Essential pack

Atrapados en un mundo cambiante e impredecible, los consumidores se esfuerzan por ganar control y foco, buscando poder relajarse nuevamente.

La saturación de información y estímulos en la que vivimos hace que hoy se destaquen más las marcas que menos gritan. Al entender la necesidad de simplicidad, claridad y orden, dichas marcas se transforman en facilitadores, aliadas que nos permiten re-enfocarnos.

Para retomar el control en el contexto de compra apostamos a resaltar sólo lo esencial, lo relevante, realizando un ejercicio de reducción de lo superfluo para quedarnos sólo con lo que realmente importa. Buscamos comunicar de la manera más clara y concreta posible. Sin distracciones ni elementos decorativos recargados. Por eso muchas marcas están simplificando y potenciando su mensaje para llegar directamente al consumidor sin ruidos en la comunicación.

00
00
00

Classic pack

“El pasado es el futuro”. Algunos consumidores, y especialmente los millennials, idealizan el pasado. Encuentran en él un escape al frenético estilo de vida actual, un antídoto a un mundo de cambios. Volver a tiempos con un ritmo de vida más lento donde se prestaba atención a los detalles y se volcaba amor y pasión en los productos.

Combinar lo clásico con lo contemporáneo es una manera de representar sentimientos de nostalgia y recrear una vuelta al pasado con una mirada actual. Hay que verse retro, pero no antiguo.

Utilizado no sólo para comunicar la trayectoria de una compañía, marcas nuevas sin tradición utilizan esta estrategia de diseño para identificarse con una parte del pasado. Así es como una gran cantidad de marcas emergentes adoptan esta estrategia para vestirse de clásicos.

00
00
00

Fun pack

Hacer las compras es muchas veces una tarea monótona y poco entretenida. Si el packaging puede regalar una sonrisa ya logró mucho más de lo esperado.

Conectar desde el humor es un atajo a la emoción del consumidor. Apelar a imágenes y frases divertidas en el packaging es una manera de regalar un momento de felicidad en la rutina diaria, apelando a lo inesperado o sorprendente.

Es habitual encontrar esta estrategia en productos dirigidos a niños, pero también se utiliza para llegarle a todas las categorías y edades.

00
00
00

0.Comments

    Leave a Comment

    Enter Captcha Here : *

    Reload Image